Ditbutec
  ACTIVIDADES
 

10º

11º

 

Consejos para estudiar

 
adaptado de la página:
 
 
Tómate estas técnicas en serio.
Si no estás dispuesto a esforzarte a diario es mejor que no sigas leyendo.

1.   Usa un silla cómoda pero no demasiado.
2.   La iluminación ha de ser buena y por la izquierda (si eres diestro). Por ejemplo es buena idea una lámpara con una bombilla azul de 60 w o su equivalente en una ahorradora. El resto de la habitación ha de tener una luz tenue.
3.  Estudia en tu habitación. No en la cocina, ni en el comedor... Si no tienes sitio en casa búscate una biblioteca cercana.
4.  La zona de estudio debe estar ventilada. Tus neuronas necesitan oxígeno.
5.  La mesa ha de estar limpia y despejada de aquello que pueda distraerte (tele, equipo de música, juguetes, revistas, muñecos). Pero el lugar de estudio debe ser agradable.
6.  No se estudia con música. Solo puedes escuchar música suave cuando hagas tareas rutinarias y que no requieran casi nada de concentración.
7.  Prepara todo aquello que puedes necesitar para luego no tener excusas para levantarte. Bolígrafos, agua, libros...
8.  Es mejor el estudio individual, sobre todo en época de exámenes.
9.  Planifica el estudio: hazte un horario de estudio para diario y uno especial para la semana antes del examen.
10. Ten tu horario en lugar bien visible.
11. En el horario, procura alternar ciencias con otras asignaturas. Deja lo más fácil y rutinario para el principio y el final de las horas de estudio.
12. Los periodos de estudio serán de unos 50 minutos alternando con 10 minutos de descanso. ( No prolongues ni un minuto los periodos de descanso que te fijes). Casi nadie puede estudiar, por ejemplo, 2 horas seguidas sin descansar. Aprovecha los periodos de descanso para: ir al servicio, merendar, llamar a los amigos, hacer recados.
13. No abuses de la tele. Si hay algún programa que quieras ver, inclúyelo en tu horario de estudio como un periodo de descanso.
14. Si estás inseguro y crees que te faltará fuerza de voluntad, pide a tus padres que te ayuden a cumplir el horario.
15. Tus padres te pueden ayudar también, por ejemplo, tomándote la lección.
16. ¿Cuánto estudiar a diario?
De 4 a 6 años 15-30 min /día ..................... 3 ó 4 días/semana.
De 7 a 12 años 1-3 h/día................................. 5 días /semana.
De 13 a 18 años 2-4 h/día............................5 ó 6 días/semana.
Estas indicaciones pueden variar mucho según tu capacidad, la proximidad de los exámenes (en época de exámenes estudia todo lo que sea necesario), etc.
17. Pase lo que pase NUNCA duermas menos de 6 horas por la noche. El cansancio te hará rendir menos en los exámenes. Si no tienes tiempo para estudiar, planifícate. No hagas creer a tus ingenuos padres que eres muy estudioso porque te quedas por la noche sin dormir para poder estudiar.
18. No vale decir: Hoy no tengo que estudiar porque los profesores no me pusieron tarea. Seguro que tienes esquemas que hacer, repasar temas difíciles, trabajos pendientes, leer libros...
19. Una buena idea es leerse el tema que el profesor va a explicar al día siguiente. Es muy bueno para alumnos que les cuesta mantener la atención durante toda la hora de clase porque estarán especialmente atentos cuando el Profesor explique aquello que no comprendimos en el libro.
20. Planifica bien los trabajos y no los dejes para el final. Quítatelos de en medio cuanto antes.
21. Evita que tus amigos llamen durante el estudio. Diles cuáles son tus ratos de descanso para que te llamen en ese momento.
22. El lugar de estudio debe ser agradable, pero sin motivos de distracción.
23. Es bueno consultar enciclopedias, Internet u otros textos.
24. Si pierdes la atención en clase a los 10 minutos, toma apuntes. Así es más difícil despistarse. Además tendrás todo lo que haya explicado el profesor. Puedes usar abreviaturas, símbolos... Generalmente no recomiendo pasar los apuntes a limpio porque ese tiempo es más valioso para hacer esquemas o estudiar.
25. Si ves problemas insuperables pide consejo a un psicólogo. Ir al psicólogo no es estar loco.
 26. No conviene dejar problemas importantes sin resolver.


La vida de muchas personas es como una carpeta desorganizada. Hacen las cosas porque tienen que hacerla pero sin orden ni concierto. Tenemos que ir aprendiendo a hacer cosas con objetivos concretos, no podemos ir a lo loco.

Para hacer algo primero tenemos que pensar qué es lo que queremos y cómo lo queremos hacer. No vale el "yo haré" sin fecha fija, o con fechas continuamente postergadas. Hay que ponerse en acción y tratar de hacer lo que nos hemos propuesto a la mayor brevedad posible.

Hay momentos en la vida en los que hay que activarse más rápido y mejor como es el quedarse en el paro, sufrir la muerte de un ser querido, tener una decepción sentimental, etc. En esas situaciones lo mejor es activar la mente para encontrar sitios adonde acudir y cosas que hacer. Hay que ponerse a trabajar para buscar nuevas salidas a la vida. No hay que quedarse estancado lamentándose de su dolor. Hay personas que se quedan paralizadas ante estas situaciones cuando en realidad tenemos que hacer justo lo contrario: tenemos que activarnos y ponernos en marcha hacia las soluciones.

¿Por qué hay personas que se quedan lamentándose sin buscar salidas a su situación?
Los motivos pueden ser muchos: fracasos anteriores; una educación sobreprotectora que no ha ayudado a que la persona puede tener más confianza en sí misma y creer más en sus posibilidades reales. Escasa autoestima, etc.

¿Qué hacer para no quedarnos paralizados con nuestro dolor y nuestra pena?

Podemos ir poco a poco organizándonos para no quedarnos parados con nuestro dolor, con nuestra rabia o con nuestra pena.
Veamos algunas cosas que podemos hacer:
- Siempre tenemos que tener algo para hacer. Es malo tener muchas cosas pendientes, pero también es igual de malo el no tener nada que hacer.
- Hay que ver primero qué es lo que queremos y el cómo lo podemos conseguir. Si por nosotros mismos no encontramos caminos tenemos que pedir ayuda a alguien que nos pueda orientar.
- Evita quedarte en casa con lo de siempre. Tienes que romper las costumbres que te atan a ser una persona pasiva. Hay que activarse con energía e ilusión.
- Evita el contacto con personas pasivas y conformistas. Trata de relacionarte con personas activas y dinámicas.
- No pierdas el tiempo en las ideas que tienes pero que no logras llevar a la práctica. Borra esas ideas. Quítatelas de la cabeza.
. Busca una manea para ir planificando la acción: puedes escribir en un papel qué quieres hacer, qué medios tienes que poner de tu parte para conseguirlo, etc.
- Pon fechas de inicio y de finalización de los proyectos que deseas realizar.
- Vete gradualmente. La personas que no han sido muy activas necesitan tiempo y serenidad para ir incorporándose al mundo de la actividad. No tengas prisa.
- Cuando no consigas realizar una acción determinada pregúntate porqué no has logrado el objetivo.
- Empieza por ir logrando objetivos fáciles. Ni se te ocurra en el comienzo de este proceso el plantearte retos difíciles.
- Poco a poco te debes ir dando cuenta que la pasividad y el conformismo no es bueno para vivir en plenitud.
- No tengas ideas imposibles de conseguir. Tienes que ser realista. Hay que pensar y después llevar la idea a la acción


 

 
  Contigo son 1297279 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=